Misioneras Siervas del Espíritu Santo.

¡125 AÑOS... de siembra y entrega a Dios y su Misión!

Hna. Alicia Nora S.Sp.S. 

No creo en la casualidad, sí en la causalidad cuando la hna. Crisina me invitó a participar del Encuentro-Celebración Jubilar con los laicos en Esperanza, por los 125 años de la Congregación, el 13-14 de setiembre 2014. Dios quiso que conociera realmente esta Congregación y su grandiosa dimensión Misionera.

 

Ya había participado hace años en un Taller Bíblico, pero ahora pude palpar, estar, conocer y ver el Carisma Congregacional, que es la esencia misma de la Iglesia Misionera, para que todos puedan conocer el Proyecto del Padre para la humanidad:  DIOS Familia Uno y Trino .

GRACIAS!!! por todo lo vivido en esos dos días. Excelente la organización por grupos, realizando los circuitos en tiempo y forma, con los objetivos claros, todo preparado con excelente material audiovisual, disertaciones, exposiciones y finalizando con trabajos grupales que permitían la reflexión e interiorización. Todo esto vivido en un clima de alegría y confraternidad. También los juegos y el momento del fogón. Pero lo culminante fue la EUCARISTIA.

 

Sólo siento un inmenso agradecimiento. ¡GRACIAS! POR TODA LA ENTREGA y el servicio de las Hermanas y el personal.

 

Y hoy en lo cotidiano y en Barrio Ludueña, Rosario, compartiendo con las Hermanas mi pequeña tarea Pastoral, siento que el ABBA Padre, continúa acrecentando mi Fe y mi Compromiso como Laica en la Capilla y el Barrio.  

 

GRACIAS, GRACIAS, Congregación inserta en Barrio Ludueña. Necesitamos de vuestra Presencia y Tarea Misionera porque en este Barrio duelen mucho las heridas humanas e injusticias ocasionadas por tantas carencias sociales. Las necesitamos!!!

 

Raquel Crhisteler

Octubre 2014. 

 

Hasta el último instante: Hna. Alicia del Hospice ¨La Piedad¨

Una historia de vida, que cada día alterna con la muerte. Y el amor en cada gesto, como Dios manda. A los 58 años de edad, la hermana Alicia (Alicia Nora Félix, Sierva del Espíritu Santo), directora del Hospice “la Piedad”, cuenta que nació en la ciudad de La Paz, Entre Ríos, donde vivió un año, “pero prácticamente soy cordobesa. Toda mi familia es de esa provincia. Hasta que vine al convento, viví en Córdoba. Mi infancia fue entre el río y las sierras- recuerda – Amo la naturaleza”.

 

Despuntaba el mes de febrero del `85 cuando profesó sus primeros votos,

“Primero estudié medicina y después ingresé a la Congregación. Cuando estaba en segundo año de la Facultad de Medicina descubrí mi vocación religiosa, lo consulté y me dijeron que era mejor continuar con la carrera para afianzar mi vocación o bien para darme cuenta que no era tal, pero seguí con eso así que cuando me recibí ingresé a la Congregación”.

Su apostolado la llevó lejos de las cuchillas entrerrianas y de las sierras cordobesas.

”Soy médica cirujana, pero hace años que no ejerzo. Tuve un destino misional en África, donde enfermé de los ojos y no pude practicar más la cirugía, pero hago medicina general y, desde hace cuatro años, cuidados paliativos, para lo que cursé un posgrado”.

 

AL FINAL DEL CAMINO

Una canción dice que la muerte está tan segura de su victoria que nos da toda una vida de ventaja.

La hermana Alicia, en un plano más espiritual y trascendente, plantea que debemos tomar la muerte como lo natural de la vida. “Si hay algo de lo que todos tenemos la seguridad es que vamos a morir, más jóvenes o más tarde”.

Creo que de una u otra manera me sentí tocada para esto. Cuando alguien me hizo ver que estaba la posibilidad de concretar un lugar como este (el Hospice), recé durante muchos meses para que la voluntad de Dios se manifestara si era o no necesario hacerlo y cuando hablé con la coordinación provincial aceptaron la propuesta y comenzamos. Fueron muchas cosas nuevas, tuve que aprender y sigo aprendiendo cada día”.

 

CON EL CORAZÓN EN LA MANO

“Darle calidad de vida a un hermano, hasta el último instante- dice con serenidad – es un llamado especial para quienes estamos acá, todo el equipo de trabajo, enfermeros, voluntarios, etc.

No es solamente darle una medicación o cambiar la ropa de cama del enfermo, por ejemplo, sino también brindarle una caricia, acompañar a la familia, invitarla a que esté presente”

Consultada sobre si alguna historia le impactó más que otra, no duda en definir que con casi 140 casos que pasaron por el Hospice al momento de esta nota, recuerda, con la discreción que es de imaginar, reconciliaciones entre familiares. “Eso me ha llegado mucho, como así también he sentido cuando una madre moribunda pedía por su hija porque quería reconciliarse, y ella no vino, aunque vivía a tres o cuatro cuadras de acá. Fue muy duro”

 

Jorge Raúl Pirola

Texto Extraído http://www.almargenweb.com.ar/

“VIVA DIOS UNO Y  TRINO EN NUESTROS  CORAZONES,  Y  EN LOS  CORAZONES  DE TODAS  LAS PERSONAS”.

MISIONERAS SIERVAS DEL ESPÍRITU SANTO

¡125 AÑOS... TIEMPO PARA AGRADECER, RENOVARNOS Y DEJARNOS DESAFIAR!

La Comunidad de Las Cuevas hace cuarenta y seis años fue bendecida con la presencia de las Hermanas Misioneras Siervas del Espíritu Santo, haciéndoles ver la porción de su Reino en este hermoso paraje custodiado por las aguas del majestuoso Río Paraná.

Esta idea ilusionó a las Hna Myria Heit, Felisa Keiner y Clara Ester Roskopf y las incitó al trabajo apostólico a pesar de las dificultades.

 

Ser apóstol es tener en sí la vida desbordante de Cristo y el ansia de contagiarla a sus hermanos. Y a lo largo de estos años nos hemos sentido contagiados por el espíritu misionero de las Hermanas, que han sembrado buena semilla.

 

La obra incansable en el Hogar–Escuela demuestra que otros cosechan el fruto de esa siembra, y que no culmina ahí. Ella se extiende con mucha fuerza e ilusión de continuar cosechando. Desde entonces Evangelizan y Educan con Amor a los Humildes.

 

Cada comunidad con su historia ha dejado su impronta en diversos sitios del Mundo, en los cinco Continentes en los cuales las Hermanas Misioneras Siervas de Espíritu Santo han sembrado y siembran su Luz, desde hace ciento veinticinco años, cuando el Padre Arnoldo puso su confianza en esas sencillas mujeres que deseaban dedicar sus vidas a Dios.

El 13 de septiembre de 2014, representantes de la localidad de Las Cuevas tuvimos la gracia de compartir esta celebración con las Hermanas y sus comunidades en Esperanza, pcia. de Santa Fe.

 

Fue una experiencia enriquecedora, ya que la oportunidad de vivenciar y conocer el trabajo de las queridas Hermanas en diversas provincias permitió una hermosa apertura y encuentro con esta gran Familia Arnoldina; y palpar la entrega de todos sus miembros, sirviendo a Cristo allí donde más se necesita: Parroquias, Hospitales, Barrios, Casas Pastorales, Colegios donde el Espíritu las guía.

 

Estos representantes de Las Cuevas escucharon y respondieron a la invitación del Señor, a compartir con alegría el tiempo de Gracia y profundizar en esa riquísima historia, el camino recorrido de la mano de nuestras Religiosas con el amparo de la Santísima Virgen, iluminados por el Espíritu Santo, guía fiel de nuestro andar.

 

El encuentro dio comienzo con la bienvenida por parte de las Hermanas organizadoras, a la vez que entregaban a cada delegación material para el trabajo en diferentes comisiones. La hermosa oración de la mañana colmó de Espíritu Santo a la concurrencia, a cargo de las Religiosas y del Padre Cristian, SVD.

 

Luego, cada uno en sus grupos se disponían a participar de los tres talleres llamados: Palabra, Huella, Espíritu.

 

Exposiciones y trabajos de reflexión, una integración de comunidades permitió experimentar la riqueza de la labor de las Misioneras y los Laicos en sus zonas, y cómo el Espíritu Santo actúa en cada región acompañando su labor en sitios muy peligrosos o difíciles donde aún no se conoce la Palabra de Dios.

 

Excelente la organización, no hubo imprevistos y se tuvieron en cuenta los mínimos detalles. Realmente fue un reencontrarse, con los hermanos y con uno mismo. Compartir gratos momentos y recuerdos con las Hermanas asistentes, con las Hermanas de Cristo Rey.

Un momento muy especial la visita al cementerio y poder rogar por las almas de las Siervas que cada uno lleva consigo muy cerquita de su corazón.

 

Compartir esta jornada en la Casa de Encuentros “Santa Catalina” y en el Convento “Cristo Rey”, fue una bendición. Fue un renovar nuestro espíritu misionero contagiado por la Hermanas, y en esta comunidad de Las Cuevas, impulsado especialmente por la Hermana Irma Elena, espíritu inquieto y movilizador que nos acompañó también en ese viaje.

 

Gracias a las Misioneras Siervas del Espíritu Santo por la invitación y el Servicio prestado con amor y carisma misionero a cada uno de los integrantes de la Familia Arnoldina.

“El amor es y sigue siendo la fuerza de la Misión”.

Comunidad de laicos.

Las Cuevas, Setiembre 2014.

PARA INFORMACIÓN


Hna. Allicia Nora Felix

Directora del Hospice "La Piedad"

 

Dirección

  • Avenida Córdoba 3029

  • 3080 Esperanza, Argentina

Sitio web

Correo electrónico

 

1. Es la noche cultural

Hay encuentro de naciones

Son grandes las emociones

Y esto sí que es especial

Y en forma sensacional

La asamblea es la razón

Yo pongo mi corazón

Y digo en este escenario

Por ese Amor Trinitario

Por su historia y la creación.

 

2.  La educación es servicio

Compartamos buenas nuevas

La esperanza se renueva

Y eso trae el beneficio

Hagamos el sacrificio

Por toda la humanidad

De trabajar por la paz

Unidos en comunión

Cumpliendo con la misión

Por la vida y la verdad.

 

3. Replicar esta experiencia

Nos queda un gran desafío

Por sus pueblos y por el mío

Sintamos la pertenencia

Y si tomamos conciencia

Somos cómplices de Dios

Su Palabra nos envío

Y algo les quiero decir

Que se dejen seducir

Pues su Amor nos entregó.

 

4. Hay encuentro Dios y Trino

En el suelo Paraguayo

Está Chile y lo subrayo

Brasileños y Argentinos

Que van buscando el camino

Pensando aquí reunidos

También Estados Unidos

De cantarle tengo ganas

Porque envió solo una Hermana

Nos sentimos bendecidos.

 

5. Muy devoto Arnoldo Janssen

Del Sagrado Corazón

Fundó la Congregación

De las Siervas que llegasen

Y las fronteras traspasen

Para unir a los hermanos

Pues sus valores cristianos

Sembró así su gran semilla

Pa que nazca esta familia

En el suelo americano.

 

6. Caminar con esperanza

Tener sueños, eso me llevo

Por eso el canto yo elevo

Por la Trinidad que danza

Y pongamos en la balanza

La vivencia de estos días

Porque Jesús es nuestro guía

Compartiendo aquí entre hermanos

Por el bien del ser humano

Con mucha fe y alegría.

 

7. Educación viene a ser

Guiar al otro en el sendero

Pero la 3.0

Hoy vinimos a conocer

Llevamos como deber

La proyección al futuro

Para trascender los muros

En estos tiempos complejos

Y el Espíritu es reflejo

Pa sentirnos bien seguros.

 

8. Bueno aquí yo me despido

Con este hermoso mensaje

Defendamos con coraje

El compromiso asumido

Y a todos los que han venido

Pido a Dios la bendición

Por esta hermosa reunión

Ampliamos nuestra mirada

Y claro en cada jornada

Llega Dios al corazón…!!!

 

Autor: Maestro Raúl Acosta

Escuela “Ceibos Floridos”

Las cuevas, Entre Ríos

Agosto 2014. 

ASAMLEA PANAMERICANA de EDUCACIÓN – MSSpS

Asunción, Paraguay, Agosto 2014.

PAYADA ARGENTINA  en la NOCHE CULTURAL.