Pastoral Vocacional

Me pongo en tus manos,

haz de mí lo que quieras;

sea lo que sea, te doy las gracias.

Estoy dispuesto a todo,

lo acepto todo, 

con tal que tu voluntad 

se cumpla en mí y en todas sus criaturas,

no deseo nada más, Padre.

Te confío mi alma,

te la doy

con todo el amor de que soy capaz,

porque te amo

y necesito darme,

ponerme en tus manos

sin medida,

con una infinita confianza,

porque tú eres mi Padre.

(Charles de Foucauld)

 

Si sentís en lo profundo de tu ser la llamada de Jesús: "Ven y sígueme"...
Si escuchas su invitaión a estar con Él y ser enviada más allá de las fronteras...
Si te duele las heridas del mal de la humanidad y el sufrimiento de tantos pueblos...
Si al contemplar la realidad, descubrís que el Señor quiere hacer de vos un instrumento de su misericordia... 
Si el Señor te llama a ser Misionera para anunciar su Palabra...
¡Conectate con nosotras!

 

 

Maestro ¿dónde vives?

 

CONTACTOS:

 

Envíame a mí - Daniel Poli
00:00